Mostrarán los últimos días de Jenni

Por AP | 2013-04-03

Foto: Sitio Oficial

Pocas semanas antes de morir, Jenni Rivera estaba desganada y pensativa, con altibajos emocionales a raíz de su divorcio con Esteban Loaiza y su pelea con su hija mayor "Chiquis", según escenas de la última temporada de "I Love Jenni".

Episodios de la serie de realidad simulada muestran a la artista poco antes de morir en un accidente aéreo en México el 9 de diciembre del 2012.

"Jenni era auténtica y natural y se sentía como se sentiría cualquier otra mujer que se encuentra en una circunstancia parecida. Pero estaba saliendo adelante. Por ratos se sentía decaída y por ratos reía", dijo  su hermana Rosie Rivera, quien quedó a cargo de Jenni Rivera Enterprises, empresa que aglutina los patrimonios de la artista. "Lo que veo es a una mujer victoriosa, no una víctima de circunstancias".

La intérprete estaba pasando momentos muy difíciles en su vida personal. Aparte de su divorcio, había tenido un pleito con "Chiquis", situación muy dura e inusual para Rivera, quien protegió a sus hijos a viva voz.

Jacqui y Michael Rivera, también hijos de la cantante, confirman el distanciamiento en un segmento de la temporada que inicia el 14 de abril.

En otra escena, la intérprete le dice a su hermana que ya no quiere a Loaiza. La cantante anunció su divorcio el 3 de octubre.

"¿Todavía amo a Esteban? ¡No! ... Tengo este poder horrible, hermana, de bloquear a la gente de mi corazón", dijo la cantante y empresaria a su hermana,

En otro momento su hermana le pide que no se aventure pronto con algún pretendiente, lo que lleva a una de las ocurrentes frases de Rivera.

"No te estreses, hermana, esta vagina está bajo candado", bromeó la artista.

"¿Y si es que la das por accidente?", preguntó Rosie Rivera.

"Bueno, será un accidente", bromeó pícaramente la cantante.

En los nuevos capítulos Jenni Rivera incluso menciona el último día que fue completamente feliz: el día de la boda de Jacqui, el 19 de septiembre del 2012.

Dos semanas después anunció su divorcio, luego trascendió su enojó con Chiquis. Antes de que la muerte la sorprendiera, a los 43 años, la cantante seguía demostrando lo que había hecho a lo largo de su vida: sobrellevar situaciones muy difíciles y sobresalir a lo grande.

"Estoy mucho mejor. Ha sido difícil, la vida me lanzó una curva y sólo estoy tratando de conectar un jonrón", dijo la artista a su hija Jacqui.

Relacionados

Comentarios