Miguel Bosé reconquista a fans mexicanos

Por Staff Televisa | 2013-05-02

Foto: Sitio Oficial

Un viaje al pasado con éxitos de la década de los 70, duetos con invitados especiales, algunas reflexiones y sus mejores pasos de baile, fue lo que ofreció Miguel Bosé en el primero de cinco conciertos en el Auditorio Nacional, de esta ciudad, como parte de su gira "Papitwo2".

Los 10 mil asistentes que llenaron el Coloso de Reforma, que se convirtió en un coro monumental, sus gritos, aplausos y, por momentos, sus rostros nostálgicos, comprobaron que el cantante español se mantiene vigente en el gusto de público mexicano a más de tres décadas de haber lanzado su primer álbum.

Portando traje azul y camisa estampada, Bosé inició el recorrido musical con el tema "Mirarte", para luego ofrecer la primera sorpresa de la noche al anunciar a su invitado especial, el músico y compositor mexicano Aleks Syntek, con quien interpretó "Duende".

No podía faltar "Nena", uno de los éxitos de su álbum "Salamandra", editado en 1986, que también incluía "Aire soy", tema en el que Bosé estuvo acompañado de su segundo invitado especial de la noche: Ximena Sariñana, a quien el cantante considera la mujer más inteligente que ha conocido.

De esa misma época, Bosé interpretó "Sol forastero", siempre acompañado de sus músicos en escena (dos guitarristas, un bajista, un baterista, tres coristas), quienes en todo momento interactuaban con el cantante, bailaban y paseaban por todo el escenario que se cubría de lienzos en color plateado que subían y bajaban como parte de la escenografía.

El cantante hizo una pausa para conversar con el público, "yo me pregunto desde hace tiempo qué vamos a hacer con la guerra, de qué manera podemos ser efectivos para acabar con ella, y creo que la solución está en las mujeres? no sé qué vamos a hacer para detener esto, pero yo cree una historia de un chico de 17 años", con estas palabras dio paso a "Partisano".

Para el momento más nostálgico y emotivo de la noche, Bosé se sentó con sus músicos en una banca semicircular instalada en medio del escenario y comentó: "voy a dar un salto al pasado, vamos a hacer juntos un ejercicio que nos lleve hacía atrás?".

Y lo consiguió, al compartir con el público temas como "Olvídame tú", "Gulliver", "Te diré", "Morir de amor", "Don diablo", "Creo en ti", "Amiga" y "Linda", un bloque con los primeros éxitos del cantante, incluidos en discos como "Linda" (1977), y "Miguel" (1980).

Para el tema "Puede que", Bosé y sus músicos paseaban y jugaban con las pequeñas luces suspendidas en el escenario, le siguió "Sevilla", para luego lanzar la pregunta: "México"¿qué quieres que te dé?..." y la respuesta fue otro éxito, "Bambú", que provocó que el público se levantara de sus asientos a bailar.

"Nada particular" fue la canción que parecía anunciar el fin del concierto, pero aún faltaba, y tras salir unos minutos del escenario, Bosé regresó con "Morena mía", "Hacer por hacer" y "Como un lobo".

Volvió a despedirse de su público con varios minutos de agradecimiento, las luces se apagaron y Bosé dejó el escenario para escuchar a su público pidiendo "¡otra! ¡otra!", así que por segunda vez regreso para cantar "Si tú no vuelves", "Estuve a punto de" y "Bandido".

Nuevamente agradeció a los asistentes y habló de su estrecha relación con México, "siempre en la vida los recordaremos, nunca en la vida los olvidaremos, porque somos lo que somos por ti?", y regaló al público un tema más: "Te amaré", con el que concluyó su espectáculo.

Esta es la segunda ocasión que Miguel Bosé visita México con la gira "Papitwo", esta vez con cinco fechas en el Auditorio Nacional, los días 1, 2, 3, 15 y 16 de mayo, además de sus presentaciones en Monterrey (23 y 24); León (8); Aguascalientes (9); Puebla, (18), y San Luis Potosí (21).

Comentarios