Rubén Blades festeja su cumpleaños a lo grande

Por Staff Televisa | 2013-07-15

Foto: Cortesía

El actor, músico y compositor panameño Rubén Blades, llamado "El Poeta de la Salsa", quien durante su trayectoria se ha caracterizado por reflejar en sus canciones la realidad de América Latina, celebrará este martes su cumpleaños número 65, con la producción de un disco de boleros y con la filmación de una película junto al actor Robert De Niro.


El cantante hará un disco de boleros con Paco de Lucía a la guitarra, a quien considera un monstruo y un genio de la música.

Además, rodará en otoño al lado del ganador de dos premios Oscar, Robert De Niro, la película "Hands of Stone", la cual será la biografía del boxeador panameño Roberto Durán.

Rubén Blades nació el 16 de julio de 1948 en la ciudad de Panamá. A los 18 años se lanzó como cantante y tiempo después presentó su álbum debut, tras lo cual decidió probar suerte en Nueva York, Estados Unidos.

Sus canciones llamaron la atención de Pete Rodríguez, quien lo dio a conocer con el disco "De Panamá a Nueva York" (1970).

Debido a que su padre era sospechoso de complicidad con un grupo acusado de intentar asesinar al general Torrijos, su familia se exilió en Miami, Florida, y él regresó a Nueva York, donde llamó a la puerta de Fania, la disquera que dominaba el mercado de la salsa, donde le dieron trabajo pegando sellos en el departamento de envíos.

Aunque Blades no congeniaba con la dirección de la firma discográfica, se ganó el respeto de muchos músicos de la escena neoyorquina. Figuras como Ismael Miranda, Tito Puente, Larry Harlow y Héctor Lavoe grabaron algunos de sus temas.

Ray Barretto lo fichó como cantante en 1975, al considerarlo un excelente sonero que dominaba los palos caribeños y se defendía en las variedades del pop.

Su encuentro con Willie Colón, otro rebelde del Bronx, confrontado a la dura ley del ghetto, sería determinante en su carrera, ya que grabó "The good, the bad and the ugly" en 1975 y a dúo, "Metiendo mano" en 1977 y "Siembra" en 1978, discos que cambiaron las reglas de la salsa por su lírica social y música cosmopolita.

No obstante, siguió las pautas de dicho género con la interpretación de canciones pertenecientes a los clichés musicales de Panamá, y recuperó letras tan conocidas como "Pedro Navaja", tema que consiguió alcanzar los primeros lugares en las listas de éxitos.

Junto con Colón lanzó en 1980 el disco doble "Maestra vida", al que le siguieron "Canciones del solar de los aburridos" en 1981 y "The last fight" en 1982, banda sonora de una película, en la que también actúan.

Tras rencillas con la disquera, Blades terminó su colaboración con Colón y dejó la compañía en 1983.

Un año más tarde, firmó con Elektra y aprovechó para explorar nuevas pistas, con la supresión de los metales e introducción de sintetizadores, esto al lado de su grupo Seis del Solar, compuesto por cuatro percusiones y dos teclados eléctricos.

En lugar de los tradicionales sones de la salsa con las letras sobre "los temas de siempre", Blades abanderó un nuevo tipo de canciones, al tiempo de persistir y firmar textos que denunciaban las condiciones de vida de los pobres y atacaban a los dictadores de América Latina.

Compaginó su carrera musical con incursiones en el mundo actoral, siendo su primera película "Crossover dreams", en la cual dio vida a una estrella de la salsa cubana que ve ascender y caer de forma meteórica su carrera.

Tras protagonizar este largometraje, se introdujo en Hollywood y se convirtió en un apreciado intérprete secundario; su filmografía se compone de cerca de 30 títulos.

También estudió Derecho Internacional en Harvard y fundó un partido político en Panamá, buscando una vía que resolviera problemas y ayudara a sus compatriotas a "sentirse nación".

En 1994, el Movimiento Papa Egoro lo presentó como candidato a la presidencia; este partido ocupó el tercer lugar entre 27 contendientes tras alcanzar 20 por ciento de la votación nacional; aunque muchos lamentaron el fracaso, otros se alegraron de no perder al artista en la vorágine de la política centroamericana.

Su latente interés por el Séptimo Arte lo llevó a dirigir su primera película, la cual, pese a la actuación de Joe Jackson y Linda Ronstadt como protagonistas, no tuvo el éxito esperado, aunque sí las canciones que compuso para la banda sonora, una de las cuales está inspirada en las historias cortas de Gabriel García Márquez.

Blades retornó a la música bajo el sello Sony, empresa con la que hizo tres discos más intimistas y que lo llevaron a reunirse otra vez con Colón para "Tras la tormenta"; sus técnicas narrativas influenciaron a artistas como Juan Luis Guerra y Radio Futura.

Decidió iniciar su carrera en solitario y para su primer álbum, que grabó completamente en inglés, "Nothing but the truth", contó con la colaboración de Elvis Costello, Lou Reed y Sting; el proyecto fue un éxito rotundo.

Posteriormente, transformó su grupo en Son del Solar para acompañar el regreso de los metales en 1988 con "Antecedente".

Comentarios